Adiós al chupo

Usar chupos más allá de los dos años de vida puede traer consecuencias en la dentición y en el desarrollo del habla. Cuáles son las claves para que los padres acompañen con éxito este importante proceso de maduración.

ADIÓS AL CHUPO

Nuestro niño crece y supera etapas. El chupo fue un accesorio indispensable que trajo calma en momentos en los que los cólicos, el sueño y el natural reflejo de succión demandaban el uso de este “tranquilizador” de látex o silicona.

El momento justo

Los especialistas indican que lo ideal es que el niño deje de usar el chupo entre los 18 y 24 meses de edad. De esta manera, evitaremos obstaculizar la formación de la arcada mandibular y el desarrollo del lenguaje. También, es recomendable que no use chupo si irá al jardín o a una guardería, para evitar contagios de varias enfermedades. En cualquier caso, es importante que este paso no coincida con ningún otro acontecimiento importante de la vida del niño, como por ejemplo:

• Nacimiento de un hermano
• Abandono de los pañales

¿Cómo lograrlo?

Para comenzar, los padres deberán reconocer los momentos en los que deben utilizar el chupo como un medio para calmar al niño y cuáles son las situaciones en que el propio niño lo solicita. A partir de ello, un buen recurso es ir advirtiéndoles que es momento de dejar el chupo e incluso fijar un tiempo límite para abandonarlo.

Nadie dijo que es fácil

Una vez que tomada la decisión, es importante no echarse atrás y volver a dárselo. Por ello, tengan en cuenta las siguientes recomendaciones:

• Hablar con el niño, recordarle que ya es mayor y que no necesita chupo
• Leerle cuentos temáticos, para que se identifique con los protagonistas que pasan por situaciones similares
• Elogiar actitudes que demuestra que es un niño “mayor” e incluso premiarlo en los avances que logre por dejar el chupo.
• Enseñarle otras maneras de calmarse, con una canción o su muñeco preferido.
• Quitarle suavemente el chupo cuando se duerma, para que pierda la costumbre de tenerlo en la boca.
• Guardar los chupos para que no estén a la vista del niño.

comentarios