Ampliando el menú

La mayoría de los bebés pueden comenzar a probar prácticamente todas las comidas entre los 6 y los 9 meses de vida. El momento exacto dependerá de la recomendación del pediatra, que lo decidirá en función del crecimiento y desarrollo que presente su bebé.

No apresuren las cosas innecesariamente – por otro lado, no existen motivos para demorar la incorporación de una gran variedad de alimentos nuevos si su bebé ya disfruta de la comida.

Si la alergia es un tema que los preocupa, sigan las recomendaciones de su médico.

Si están considerando una dieta vegetariana o de algún tipo que restrinja la alimentación de su bebé en forma significativa, consulten con un profesional de la salud reconocido en la materia, para que la dieta de su bebé sea completa desde el punto de vista nutricional.

De ahora en más, ofrézcanle el alimento sólido antes que la leche, si venían haciendo lo contrario.

Si bien la leche seguirá siendo un alimento fundamental, es recomendable reducir la cantidad de biberones o lactancias de las aproximadamente seis que acostumbraban a tres o cuatro cada 24 horas.

Lactancia:

Si desean amamantar al bebé con mayor frecuencia, sigan haciéndolo de la manera que les resulte más conveniente. O si les parece mejor amamantarlo 3 veces al día, por ejemplo, no es necesario que sigan un esquema horario – nuevamente, mánejense del modo que les resulte más cómodo.

Alimentación con biberón:

Tres biberones de leche por día es todo lo que el bebé necesita cuando ya ha comenzado a alimentarse bien. Una ración de jugos al día es suficiente – el resto de las veces y cuando tenga sed, ofrézcanle agua pura.

comentarios

Uso de Cookies

Este sitio web utiliza cookies para ayudarnos a brindarte la mejor experiencia cuando nos visitas.
Conoce nuestra Política de Cookies.

Aceptar

×