Cochecito para empujar

El cochecito para empujar es uno de los juguetes favoritos de los bebés. Es similar al pata pata, con cuatro ruedas y una baranda alta, donde el bebé camina erguido apoyado en ella.

431_f2

Hay muchos modelos como autitos, ómnibus, animalitos, con variedades de colores y con frentes de juguetes interactivos. Además, para seguridad de tu bebé, el cochecito cuenta con un sistema de frenado que impide que se deslice con más velocidad que la del impulso recibido.

No es un juguete que le proporcione ventajas al desarrollo de tu bebé. No lo ayudará a caminar mejor o a soltarse antes, pero tampoco impide sus movimientos naturales. A pesar de ser un juguete con movimiento, no se producen accidentes importantes más que pequeños choques sin consecuencias. Lo que sí tienes que tener en cuenta es que, debido al frente alto del cochecito, el bebé no ve el lugar por donde se trasladará por lo que es peligroso si hay escaleras o desniveles dentro de la casa.

A partir de los 10 meses aproximadamente, o cuando comience a mantenerse en pie, el cochecito para empujar puede resultar un juguete entretenido para tu bebé. Recuerda que en estas etapas, por más ingenuo que parezca el juguete, tu bebé necesita siempre estar bajo tu cuidado o de otro adulto.

comentarios