¿Cómo reconocer las contracciones de parto?

La mayoría de las mujeres embarazadas saben que cerca del parto experimentarán contracciones, pero no todas saben exactamente qué esperar.

contracciones de trabajo de parto-2

La mayoría de las mujeres embarazadas saben que sentirán contracciones a lo largo de su embarazo, pero no todas saben lo que experimentarán con las contracciones de parto, ni cómo diferenciarlas del resto. Las contracciones uterinas son el proceso que sufre el útero para lograr la salida del bebé al exterior.

En términos biológicos, se trata del acortamiento de las fibras musculares de tu útero. Este acortamiento lleva a que tu útero se vuelva cada vez más corto y de esta forma empuje hacia abajo al feto, además de acortar el cuello uterino para permitir el pasaje del mismo. Luego de cada contracción el útero queda un poco más acortado esperando el refuerzo de la siguiente contracción.

¿Cómo saber si son contracciones de parto?

Las contracciones del trabajo de parto son distintas a las que sufre tu útero durante las contracciones en el embarazo, que son solamente de preparación. Las características de las contracciones uterinas son las siguientes:

• Son más intensas

• Son más duraderas

• Son más rítmicas

• Son cada vez más cercanas unas con otras

• Son generalmente dolorosas e impiden el movimiento.

¿Cómo empiezan las contracciones de parto?

Para lograr distinguirlas de las otras basta saber que duelen, no ceden con los cambios de posición, y que son más intensas y más seguidas y además parecen comenzar por la espalda extendiéndose hacia delante y la pelvis. En estas contracciones el dolor va en aumento. Su sensación se puede asociar a un dolor de riñones que se va trasladando poco a poco hacia adelante, también llegan a la zona baja de la espalda y al periné.

¿Cada cuánto son las contracciones?

Al inicio del trabajo de parto las contracciones duran alrededor de 40 o 50 segundos y se repiten cada 5 minutoss, progresando hasta llegar a contracciones de más de un minuto separadas por un minuto aproximadamente. Es importante que controles la evolución en el tiempo de las contracciones porque ellas marcan el paso del trabajo de parto y pueden ponerte en alerta sobre complicaciones.

Contracciones de Braxton Hicks

Se producen a lo largo del embarazo, pero son más notorias en el último trimestre. Se originan debido a la secreción de oxitocina que va a provocar las contracciones uterinas y a la disminución de progesterona que es la hormona que impide que el útero expulse el bebé como reacción natural del cuerpo humano.

Las contracciones de Braxton Hicks entrenan el músculo del útero, son arrítmicas, irregulares, no son dolorosas, a diferencia de las contracciones de parto. Se localizan en la parte baja del abdomen, en muchos embarazos son imperceptibles.

Contracciones prodómicas

Son más intensas que las contracciones de Braxton Hicks y anuncian la cercanía de la fecha de parto, su función es madurar el cuello uterino para la llegada del bebé. Su duración aproximada es de 15 a 20 segundos, se pueden sentir en la zona baja del abdomen y en las ingles.

Al sentir estas contracciones el bebé está encajando su cabeza y realiza presión sobre el cuello uterino. Usualmente desaparecen con el descanso, si no es así te recomendamos ir al médico.

Contracciones de alumbramiento

Se sienten luego de las contracciones de parto. Su función es básicamente expulsar la placenta. Son cortas e intensas y se presentan en un breve intervalo de tiempo. Aparecen entre 10 y 25 minutos después del nacimiento del bebé.

Conoce cuándo será tu posible fecha de parto aquí

 

comentarios