Cuidados en la cocina

El niño tomará todo lo que se encuentre a su alcance y, aunque no vea de qué se trata, se pondrá en puntitas de pie para agarrar lo que se asome a su vista. Por este motivo, es importante que los padres ayuden a evitar accidentes en la cocina.

Los accidentes domésticos son muy comunes en esta etapa. El niño quiere explorar todo y no tiene noción del peligro. Por ello, es importante que tengan en cuenta estas recomendaciones que evitarán accidentes en la cocina:

• Los mangos de las sartenes, ollas y cacerolas deben estar siempre hacia adentro
• Cocinen con las hornallas de atrás. Quiten los fósforos y encendedores de su alcance.
• Coloquen protecciones en la puerta del horno para evitar que lo abra y se queme.
• No dejen al alcance del niño elementos cortantes o puntiagudos.
• No dejen alimentos o líquidos calientes sobre la mesada. El niño podría derramarlos y provocarse quemaduras graves.
• No dejen elementos pesados en el borde de la mesada como manteles, cables de electrodomésticos, etc. Podría tironearlos hasta que se le caigan encima.
• No dejen alimentos crudos a su alcance.
• No atiendan el teléfono o el timbre si no es extremadamente necesario mientras estén cocinando. El menor descuido puede dar lugar a un accidente.
• Quiten los productos de limpieza que estén al alcance del niño. Nunca guarden sustancias químicas en botellas de gaseosas (kerosene, aguarrás, lavandina, etc.) También eviten las botellas de vidrio.
• Cierren las llaves de paso de gas cuando no se utilicen, ya que es común que el niño juegue con las perillas de la cocina.

comentarios