Parto en casa: Parto en el agua

Las mujeres que han experimentado el parto en el agua llegan generalmente a la misma conclusión: la sensación de completa libertad de movimientos y por lo tanto, una mayor concentración para estar atenta a las contracciones y al ritmo íntimo del cuerpo.

parto en el agua-2


En general, las mujeres que han tenido parto en el agua eligen la misma modalidad para el segundo parto. Según los especialistas el parto acuático ofrece las siguientes ventajas:

• Una dilatación más rápida
• Menor presión sanguínea
• Reducción del dolor
• Mayor relajación muscular
• Conservación de energías

Al ingresar en el agua, el cuerpo de la embarazada comienza a moverse espontáneamente, ya no necesita que nadie la ayude para buscar una posición más cómoda. La ausencia de la ley de gravedad hace este trabajo sin ningún esfuerzo. La madre se mueve según los dictados del ser que tiene adentro y sus movimientos contribuyen a la dilatación y al descenso del bebé.

Al reducir el stress, el cuerpo produce con facilidad los inhibidores del dolor – las endorfinas- que completan la labor de relajación.

En muchos países el parto en el agua sólo está disponible para los partos domiciliarios. No obstante, a nivel mundial es una tendencia en crecimiento que se ofrece en cada vez más instituciones.

comentarios