Semana 43: la importancia del afecto

En todas las etapas de su crecimiento el bebé requiere del cariño y atención constante por parte de ustedes: es muy importante para su desarrollo. No dejen de prestarle atención. Son momentos de cambio, y los necesita.

411_f2

¡Qué buenos son los mimos!

Mímalo mucho, dale muchos besos y abrazos. Interactúa con él para que sienta lo importante que es. Ya encontraste muchas oportunidades para hacerle mimos, al bañarlo, vestirlo, al jugar puedes hacerle muchas cosquillas.

Aunque requiera tu apoyo, tu bebé comenzará a manifestar con más firmeza su independencia poniéndote a prueba. Quizás parezca que necesita ayuda en la tarea que está realizando pero cuando tú o papá acudan a él, les mostrará que puede arreglarse solo. En ese caso, es conveniente que lo dejes intentarlo. Si no puede, pregúntale si puedes ayudarlo para que no se sienta frustrado. Pero si logra solo su objetivo esperará que le sonrías o lo felicites por su trabajo. ¡Lo que para ti es muy sencillo para él es todo un reto!

A esta edad, mejora su capacidad para resolver problemas relacionados con la permanencia de los objetos. Es capaz de levantar una almohada o buscar debajo de alguna manta su juguete preferido o cualquier objeto que le provoque interés.

En esta etapa continúa desarrollando sus capacidades motrices: gatea con más agilidad y es muy posible que intente sus primeros pasos. Puede ser que algunos bebés ya se estén largando a caminar pero es más común que esto ocurra un poco más adelante.

Y el pequeño parlanchín no parará en sus intentos por hablar y comunicarse con el resto. Si tiene hermanos copiará de ellos gestos, juegos y palabras. Aunque para tu bebé sea más cómodo llorar o señalar lo que desea es conveniente que lo estimules a decir con palabras lo que quiere. Recuerda usar frecuentemente palabras que expresen una buena educación y cordialidad como “por favor” y “gracias”. Esto mejorará su capacidad de expresión oral y le permitirá desenvolverse mejor en su futuro.

Aún no puede distinguir entre las palabras correctas y las incorrectas. Especialmente si sus hermanos se divierten enseñándole vocablos impropios. Repite o intentará repetir todas las palabras que escuche. Así que, cuidado cuando hablan delante de él. ¡No para de aprender palabras nuevas y de repetirlas! Seguramente te gustaría atesorar estos momentos maravillosos. Si ya tienes una filmadora, mantenla a mano!

comentarios

Uso de Cookies

Este sitio web utiliza cookies para ayudarnos a brindarte la mejor experiencia cuando nos visitas.
Conoce nuestra Política de Cookies.

Aceptar

×