Semana 6: Mi bebé es tranquilo

Tu bebé está cada día menos somnoliento y puede incluso estar despierto hasta 10 horas diarias. Es una oportunidad para disfrutar juntos y estimular el increíble crecimiento de sus sentidos.

373_f2

De a poco en estas semanas tu bebé comienza a demostrar su personalidad: todos los niños reaccionan diferente ante temas como el sueño o el frío. Seguramente conoces a otros bebés de su edad y escuchas los comentarios de sus madres “Juan duerme todo el día y es muy tranquilo”, “María es muy inquieta”.

Efectivamente, tienen distinto carácter y es importante que adaptes las actividades al de tu bebé: si es muy activo y duerme menos vas a tener que pensar en más estímulos, hablarle más y cantar.

Estimulando sin excesos

En esta etapa hay que tener cuidado de no “sobre-estimular”. Todavía son muy pequeños y se cansan rápidamente. Puedes empezar de a poco. Primero háblale cuando esté despierto, después suma un juego. Es interesante si otras personas se suman a estas actividades porque comienza a distinguir progresivamente a las personas.

Tampoco hay motivos graves para preocuparse de la sobre-estimulación: te va a hacer entender cuando ya tuvo suficiente a través del llanto, fastidio o si está muy inquieto y ese es el momento de respetar sus tiempos. Es importante que el bebé tenga un lugar tranquilo y cómodo para sus ratos de descanso.
Los sonidos juegan un importante papel en su desarrollo. Algunos los calman, otros los irritan y otros los entretienen. Observa a tu bebé para conocer cuál es adecuado para el momento del día.

comentarios