Trabajando desde tu casa con tu bebé

Trabajar en casa con un bebé no es fácil, pero tampoco imposible. Algunas mamás, si pueden, prefieren esta opción que les permite sentirse cerca de su bebé y compartir algunos momentos más con él.

Trabajando desde tu casa con tu bebé

Consejitos para que te organices:

Si tú estás pensando en esta alternativa lo mejor es que puedas establecer un horario en el que te dedicarás normalmente a tu trabajo. Si tienes una niñera o te ayuda un familiar es importante que sepan que durante ese periodo de tiempo tú no estarás disponible (a menos que sea grave, por supuesto) y si bien te encontrarás en la casa, estarás dedicada a tu trabajo.

Tu bebé también debería comprender esa situación. Desde muy chiquito él entiende qué sucede y, aunque no hable o no pueda expresarse totalmente, sabe perfectamente qué está pasando a su alrededor. Por eso, será mejor si le explicas que vas a trabajar unas horas y que él se quedará jugando con otra persona.

Otro punto para que tengas en cuenta es el espacio que tienes en tu casa. Lo mejor es que tengas un lugar de trabajo definido y bien delimitado. Si es un cuarto con puerta, muchísimo mejor, ya que ayudará a marcar que allí es tu área de trabajo y que debe respetarse.

Al principio es difícil separar las cosas y la mayoría de las veces te vas a encontrar en la situación de que mientras sostienes una cuchara en una mano, con la otra vas a estar revisando papeles o mandando un email. No es lo ideal, pero suele suceder. Con el tiempo, lograrás una rutina que te resulte efectiva en todo sentido.

comentarios

Uso de Cookies

Este sitio web utiliza cookies para ayudarnos a brindarte la mejor experiencia cuando nos visitas.
Conoce nuestra Política de Cookies.

Aceptar

×